El otro día el médico me dijo que tenía que hacerme un hemograma, y no tenía ni idea de lo que era (no era nada grave), así que decidí buscar por internet y compartir la información con ustedes:

El hemograma es una prueba sanguínea que provee información importante sobre el tipo y número de las células en la sangre, especialmente sobre los glóbulos rojos, glóbulos blancos, y plaquetas.
Gracias a este tipo de pruebas, los médicos pueden diagnosticar algunas enfermedades como anemia, infecciones, y otros trastornos. Además, se verifica la proveniencia de síntomas como la debilidad, fatiga, moretones, entre otras.

¿Para qué sirve el hemograma?

Como hemos dicho anteriormente, gracias al hemograma se pueden visualizar algunos valores, entre los cuales están:

1. Recuento de glóbulos blancos (leucocitos)

Los glóbulos blancos son los encargados de fortalecer el sistema inmunológico y proteger el cuerpo humano de cualquier enfermedad.
En ese sentido, los glóbulos blancos atacan y destruyen bacterias, virus u otros organismos que lo causan.
Por ende, cuando una persona tiene una infección bacteriana, el número de glóbulos blancos aumenta rápidamente.

Recuento de los tipos de glóbulos blancos

Cada tipo de glóbulo blanco cumple una función diferente en el cuerpo humano, y se dividen en neutrófilos, linfocitos, basófilos, eosinófilos y monocitos.
Dependiendo del valor de cada uno, el médico puede determinar si se trata de infección, reacción alérgica, e incluso, detectar la leucemia.

Glóbulos rojos

Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno a cada tejido del cuerpo humano. Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo, significa que no se está recibiendo la cantidad de oxígeno necesaria.
Por otra parte, si es alto, existe la posibilidad de que los glóbulos rojos se agrupen y bloqueen algunos pequeños vasos sanguíneos.

Hematocritos

Los hematocritos miden la cantidad de espacio que los glóbulos rojos absorben en la sangre.

Hemoglobina

El recuento de hemoglobina permite conocer la medida de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno por todo el cuerpo.
El hemograma también sirve para mostrar el índice de glóbulos rojos, recuento de plaquetas y volumen de plaquetas, aunque, dependiendo el laboratorio, podrías incluir la prueba de otros valores.