El Mal de Ojo

Existe gran cantidad de protecciones, tales como: ponerles a las personas una cinta roja o un objeto llamativo​ o colgar amuletos como escudo contra el mal.

La mano de Fátima es un talismán utilizado especialmente por las mujeres musulmanas como protección personal ya que brinda protección contra hechizos, infidelidad, y da el amparo de Dios, contra el mal de ojo. En muchos países de África se ve con frecuencia la mano de Fátima colgada en el dintel de las viviendas, pues se cree que este no permitirá pasar ningún daño o mal al hogar.

¿Qué es el mal de ojo?

El mal de ojo es una creencia popular  extendida en muchas civilizaciones, donde, una persona puede producir daño a otra sólo con mirarla. Se dice que la persona afectada “está ojeada, que le echaron mal de ojo, o el ojo encima”.

El mal de ojo consiste en un malestar físico, emocional o financieros repentinos, causado por una persona capaz de canalizar su energía interior de tal manera que puede ocasionar problemas y malestares físicos, accidentes de tránsito, rachas de mala suerte que parecen no tener explicación.

¿Cómo afecta el mal de ojo a la salud?

Respecto a la salud, las personas afectadas pueden tener distintas afecciones, tales como: diarrea, vómitos, náuseas, fiebre y malestar general, comienzan a tener sudoraciones inexplicables, eventos de nerviosismo y la sensación de que algo malo está por suceder. En los niños y bebes se manifiesta con una intranquilidad, llantos incontrolables, afectaciones en la piel y manchas las cuales no seden con tratamiento médico.