Dioses Toltecas: Lo que sucedió con Quetzalcóatl

Entre las divinidades mayas, tenemos reconocidos nombres, pero entre los dioses toltecas, podemos resaltar a Quetzalcóatl. El principal momento de armonía fue enterrarse dentro de un ataúd en piedra, al pasar cuatro días se paró y dejó la ciudad. Quetzalcóatl decidió ir por el camino hacia el este de Tollan que va dirigido al mar. Dejando una pista que parecían formaciones de rocas y nombres de sitios a través de México que aún son conocidos, viajó por muchos lugares sagrados y diversos pueblos. Por último, llegó a una costa en donde con una balsa y serpientes, se dirigió al horizonte ubicado en el mar.

Por su parte, Tula quedó gobernado por Huémac, quien tomó el sitio de Quetzalcóatl. Tras una cadena de pavorosos eventos que se presentaban en otro lugar de la ciudad e interceptaron los estándares elevados en la comuna. Se dice que estos fueron a causa del Dios Tezcatlipoca, ya que mientras unos eventos naturales impactaban, otros dejaban sin moral a toda la población.

En cierta historia se dice que el mencionado dios adoptó la forma de un vendedor de chile de aspecto horrible, el cual se las ingenió para conquistar a la hija del rey Huémac con la exposición de sus genitales enormes. En esta forma, pudo conseguir el poder como un prestigioso miembro de la familia que gobernaba.

Una versión más acerca de lo sucedido con Quetzalcóatl es descrito como un rey y sacerdote de Tollan, en donde destacaba que solamente ofrecía víctima como aves, mariposas y víboras, jamás humanas. Por esta razón, fue expulsado por el dios del cielo y la noche conocido como Tezcatlipoca, quien lo condenó por hacer hechicería. Tras este acontecimiento, Quetzalcóatl viajó hasta la costa donde estaba la conocida “agua divina” y al pasar cuatros días se convirtió en un pájaro quetzal, el cual llegó hasta el cielo volando  con el objetivo de convertirse en el planeta que conocemos como Venus.